El creciente mercado de consolas portátiles con Raspberry Pi

Anuncio
RaspberryPi

El mercado de las consolas de videojuegos siempre se ha debatido entre grandes fabricantes. En general, sólo existen dos fabricantes importantes de consolas portátiles en la actualidad, Sony y Nintendo. Pero a medida que los procesos de fabricación se vuelven más accesibles para el fabricante pequeño podemos ver más y más opciones en el sector de los videojuegos, en especial por parte de fabricantes en china financiados en Kickstarter; y la Raspberry Pi juega un papel importante en ese cambio.

Las consolas de los últimos 5 años

Se podría decir que las verdaderas consolas portátiles basadas en Raspberry Pi comenzaron con el lanzamiento de la Raspberry Pi Zero W. Esto fue decisivo ya que el tamaño tan compacto de la nueva variante permitía no solo colocarlo en una carcasa hecha por impresión 3D, sino que el consumo de corriente era mucho menor. Las primeras consolas eran fabricadas directamente por entusiastas makers que soldaban a mano toda la tarjeta de periféricos y cargaban un sistema con emuladores.

A medida que van haciéndose más populares este tipo de consolas DIY se empezaron a presentar proyectos más profesionales. Por ejemplo tinyPi lanzado como un prototipo en Kickstarter. También está la Null 2 Case o la Retroflag GPI Case, las cuales son en esencia carcasas para tu Raspberry Pi con los botones y pantalla, a las que solo queda añadir la Zero W.

Con la introducción de los módulos de cómputo para industrias más pequeñas, las consolas que se podían desarrollar se volvieron más potentes. Aunque el desarrollo de estas consolas sigue siendo restringido para fabricantes más grandes, el hecho de que se estén volviendo mas populares significa un mejor producto, tanto en software como en hardware.

Anuncio
RaspberryPi
Retro GP430, una consola portátil con un excelente diseño basada en el Compute Module 3. Vía: Retro Dodo

La importancia de una plataforma abierta

El mercado de los videojuegos es un sector muy competitivo y parece que está lejos de codearse con los gigantes como Xbox o Nintendo. Sin embargo, este tipo de consolas no busca posicionarse como el número 1 en ventas. Mas bien, presenta a los pequeños desarrolladores una alternativa con la que pueden empezar a crear sus propios juegos. A medida que va ganando popularidad el conseguir Raspberrys para jugar emuladores, también crecerá el número de desarrolladores para esta tarjeta.

Futuro de las portátiles

La escasez de semiconductores no planteó un escenario muy prometedor para ningún fabricante, sobre todo para la fundación Raspberry Pi. Al tener que hacer cambios en sus cadenas de suministro muchos de los productos tendrán que priorizarse y su venta cambiará al menos durante el próximo año. Por el momento podemos esperar mejoras en software gracias al avance continuo de drivers y las mejoras que se hacen en programas emuladores, como RetroPie.

Conclusiones:

Las consolas basadas en Raspberry Pi todavía pueden mejorarse bastante, en especial en cuanto a los botones y joysticks se refiere. Sin embargo, dada su creciente popularidad, hemos visto varios productos bastante profesionales en el mercado que eventualmente permitirán que el nicho de jugadores se vaya expandiendo. Las mejoras en software tienen un factor decisivo cuando el hardware no puede avanzar mucho, en especial para emuladores pesados como el PSP o Gamecube. Esperamos que el 2022 pueda traer más modelos interesantes a diferencia de este año.

Referencias:

Instructables – $20 Portable Raspberry Pi Game Console

13 Best RetroPie Handhelds For Nostalgia Nerds

PSPi: Raspberry Pi Zero inside a Sony PSP

How to program games with the LÖVE gaming engine on the Raspberry Pi