¿Cómo distinguir un micro:bit falso?

Encontrar una tarjeta de desarrollo clonada es muy común y la micro:bit no es la excepción. En esta entrada probamos una tarjeta micro:bit clonada y queremos compartirte nuestras observaciones para que puedas distinguir una tarjeta falsa de una original.

La calidad de la PCB

Este es uno muy fácil de distinguir. Para abaratar los costos de fabricación las tarjetas clonadas no pasan por controles de calidad muy estrictos y conservan algunos detalles de farbicación fáciles de observar. Si ves los bordes de la tarjeta o tocas su superficie encontrarás irregularidades o un mal corte que indican que es un producto falso. Si observamos ligeramente el reflejo de la tarjeta con una lampara lograremos ver los trazos de cobre que conducen las pistas.

Las cajas y los manuales

Si tu micro:bit viene en una caja con impresiones de mala calidad o al abrirla tiene un manual con una mala tipografía o los textos parecen una mala traducción de Google tienes un producto clonado. Generalmente estas tarjetas vienen en bolsas antiestáticas, por lo que es más fácil identificarlo con el manual.

Las letras pequeñas de este manual tienen una tipografía que es similar al de la original pero se distinguen por ser letras más delgadas y difíciles de leer.

La velocidad en la que se carga el programa

Una de las ventajas de la tarjeta micro:bit es que puedes arrastrar el archivo hexadecimal a la memoria de la tarjeta como un USB. En el caso de la tarjeta que probamos puedes hacerlo del mismo modo pero cargar el programa tomará generalmente el doble de tiempo que en una original. Incluso en ocasiones es posible que no pueda cargar el programa y debas resetear la tarjeta para volver a intentarlo.

Los componentes

En este caso puede ser más fácil o difícil de distinguir. Va desde componentes que se ven de otro modo hasta partes mal soldadas y LEDs que no funcionan. Por ejemplo, en nuestro caso uno de los LEDs de la matriz estaba fundido, por lo que ya no se podian desplegar correctamente los mensajes. Los botones se sienten un poco más suaves, por lo que puede que tengan menos durabilidad. Otro aspecto que no afecta la funcionalidad pero distingue la tarjeta es que el LED de energía y monitor serial es verde en lugar de amarillo.

Uno de los LEDs estaba dañado, por lo que es impredecible saber que tarjeta estará funcionando correctamente y cual tendrá desperfectos.

Conclusiones:

Si quieres evitarte los problemas de comprar una tarjeta clonada revisar bien los elementos que te mostramos anteriormente. Te recomendamos conseguir tus tarjetas micro:bit directamente de distribuidores autorizados, como nosotros. Haciendo esto apoyas al fabricante para que pueda crear mejor software y hardware para impulsar el aprendizaje STEAM y acercar la tecnología a los más pequeños.

Referencias:

Brand Guidelines

BBC micro:bit versión 1.5. Vïa: MakeCode