Sobre el día mundial de la salud y las vacunas

En 1948, la Primera Asamblea Mundial de la Salud propuso que se estableciera un «Día Mundial de la Salud» para conmemorar la fundación de la Organización Mundial de la Salud. Desde 1950, el Día Mundial de la Salud se viene celebrando cada 7 de abril. Todos los años se elige para esa jornada un tema de salud específico a fin de destacar un área prioritaria de interés para la OMS.

El Día Mundial de la Salud brinda una oportunidad de ámbito mundial para centrar la atención en importantes cuestiones de salud pública que afectan a la comunidad internacional. Y a propósito del día mundial de la salud queremos tratar el tema de cómo funcionan las vacunas contra el virus COVID-19. El por qué se ha generado cierta desconfianza en la población al respecto de las vacunas.

Funcionamiento de las vacunas

Empezaremos por hablar sobre cómo funcionan las vacunas basadas en ARN mensajero. Las vacunas que se usan para combatir el virus, a diferencia de otras vacunas tradicionales que utilizan un germen debilitado o inactivado, emplean un ácido ribonucleico. Estas vacunas enseñan a las células a producir una proteína que desencadena una respuesta inmunitaria si la persona se infecta, como las de Pfizer y Moderna. Cuando la vacuna se inyecta en la parte superior del brazo, el ARNm ingresa en las células que hay cerca del sitio de la inyección y les dice que empiecen a producir la misma proteína que se encuentra en el virus de la COVID-19.

Vía: Forbes.com.mx

¿Por qué hay tanta desconfianza a las vacunas?

Las razones principales que obstaculizan la aplicación efectiva de las vacunas es la desinformación y el miedo. No es raro el comportamiento antivacunas de algunos grupos debido a información falsa o la desinformación. Un ejemplo muy claro es el de la triple viral, cuya aplicación esta muy relacionada con el autismo. A pesar de que ya se ha descartado la validez del estudio que dio origen a este miedo y de que no hay una correlación entre estos dos, el efecto persiste entre la población.

De manera similar ocurre con las reacciones adversas de los distintos estudios con la vacuna. Cuando se sabe que una porción de las personas presentan reacciones a la aplicación o se da incluso el fallecimiento, el resto de la población niega la efectividad de la vacuna, sin detenerse un momento a analizar las causas de o el porcentaje de personas que tuvieron problemas.

Vía: yodoctor.es

Pero en situaciones como esta es necesario reconocer la validez de las emociones de los detractores de las vacunas; sus miedos, aunque infundados, deben comprenderse y apaciguarlos para crear un vinculo de confianza, con el que se logre una mayor colaboración. Las redes sociales juegan un papel crítico en la forma como se difunde la información y ya sea verdadera o falsa. El efecto que tienen en las personas es de vital importancia para favorecer u obstaculizar la efectividad de las campañas de vacunación.

Conclusiones:

Habiendo analizado algunos aspectos de la situación mundial respecto a la pandemia es importante que nos preguntemos como comunidad: ¿Cómo vamos a responder en los meses que siguen a los próximos brotes? y ¿Qué actitud vamos a asumir frente a las siguientes campañas de vacunación? ¿Podremos actuar de forma tan complaciente si se da un virus de fuerza aún mayor que la del AH1N1 o del COVID-19?

Referencias:

7 April is World Health Day

7 de abril – Día Mundial de la Salud en la OMS

¿Por qué las vacunas de ARN mensajero (ARNm) contra la COVID-19 son diferentes?

¡Por fin! Llegan primeras dosis de vacuna contra covid a México

Para entender la desconfianza hacia las vacunas

Vía: Lisa Ferdinando/Wikimedia Commons