¿Vas a comprar una impresora 3D? Checa estos tips

Si eres nuevo en el mundo de la impresión 3D tal vez parezca un poco abrumador elegir correctamente que impresora comprar. Pero con esta guía podrás hacerte un criterio de como elegir la que se acomode mejor a tus necesidades. Revisemos con cuidado que características observar al momento de elegir una impresora 3D.

Tipo de impresión: FDM o SLA

La impresión de Manufactura por Depósito de Filamento (Filament Deposit Manufacture FDM) es la más difundida. El material fundido se va depositando capa por capa delineando la pieza. Puedes imprimir en dos de los materiales más comunes PLA o ABS. La impresión con resina implica imprimir, capa por capa, una resina fotocurable por luz ultravioleta. La impresión con resina provee resultados muy definidos, pero el material suele ser más difícil de conseguir y costoso. La impresión SLA es más útil cuando trabajas con piezas muy especiales, que requieran formas intrincadas. La impresión FDM es accesible, muy difundida y hay una diversidad de materiales con los que imprimir.

Impresora abierta o cerrada

Estas son las dos categorías en las que encontramos las impresoras FDM. Una impresora abierta es aquella que no posee un domo que recubra el espacio de impresión. La pieza está sometida a los cambios de temperatura del centro de impresión y generalmente se requiere ensamblado. Las cerradas, por el contrario, mantienen un ambiente controlado para la pieza a imprimir, de modo que la temperatura sea constante.

Las impresoras abiertas son más económicas que las cerradas. La gran ventaja es que si ensamblas una aprenderás un poco más a fondo cómo está compuesta tu impresora y así podrás hacer ajustes cuando se dañe, o modificar las piezas con las que viene de fábrica. La desventaja es que requiere de una calibración periódica para que la impresión sea adecuada. La cerrada tiene un precio más elevado, no requiere que ensambles nada y es mucho más practico mandar a imprimir, puesto que generalmente solo se requiere subir el archivo y empezar el proceso.

Impresora tipo Delta o Cartesiana

La impresora tipo cartesiana es más común, pero la delta permite imprimir piezas alargadas. La de tipo delta es más difícil de ensamblar y calibrar, pero pueden imprimir más rápido y resulta más agradable a la vista. La impresora de tipo cartesiana es robusta, y dependiendo de su construcción es menos sensible a vibraciones.

Volumen de Impresión

El volumen de impresión determina el tamaño de las piezas que puedes imprimir. Si te dedicas a hacer piezas pequeñas o no usas con regularidad tu impresora, un volumen de 15cm x 15cm x 15cm será suficiente. Si por el contrario deseas fabricar piezas, por ejemplo, para trajes cosplay, requerirás un volumen más grande de impresión. Nuevamente, el tamaño de la impresora es definido por el uso que le vas a dar a tu impresora.

Algunas sugerencias de compra

La impresoras de Creatility 3D tienen una excelente calidad y la Ender 3 es la de mejor rendimiento en relación a su precio. Una buena recomendación comparable a la Ender 3 es el modelo A8 de ANET. Una impresora de alta confiabilidad y precio accesible. Ambas impresoras son ideales para empezar a adentrarse en este mundo y su durabilidad es aceptable.

Conclusiones

Comprar una impresora 3D es una desición que hay que tomar con calma. Hay algunas variables a tomar en cuenta, pero si eres principiante lo mejor será compra una FDM Cartesiana de un volumen más o menos aceptable. Conseguirte una es una excelente inversión y seguro te será una herramienta muy útil.

Referencias:

Foto destacada: Creality Ender 3D Pro

Foto: Impresora FDM, Foto: Impresora SLA

Comparación tipo Delta y Cartesiana